Todos los años lo mismo - Marchas y manifestadiones

Todos los años lo mismo

Que no intenten imponernos ideologías por la fuerza

Al principio, era solo un día al año. Aunque resultaba bastante inconveniente, siempre podía buscar la manera de que no me molestara que cerraran alguna vía de circulación. Yo apoyo las ideologías y expresiones de cada uno, siempre y cuando no se me intenten imponer a mí o a mi familia.


Pero cada año parece que las pretensiones aumentan. Estos grupos parecen decididos a imponernos su ideología, y hasta he leído propuestas para incluir la enseñanza de estos dogmas en las escuelas públicas. Y de verdad que eso ya es demasiado. Jamás aprobaré que mis impuestos se usen en cosas que van en contra de mis valores y que considero inmorales.

Con el tema de las celebraciones también se abusa. Especialmente algunas que rozan el extremo del fetichismo y la violencia. Antes era algo más comedido, pero ahora abundan las marchas, desfiles, celebraciones, conmemoraciones. Cada día una excusa diferente en torno a lo mismo. No respetan nada. Cierran calles, paran el tráfico, marchan en multitudes portando símbolos de ideologías que no comparto y, en ocasiones, con imágenes a veces semidesnudas, ¿por qué no decirlo también? de extrema violencia.

Además, en nombre de su ideología pretenden reclamar privilegios, disfrazándolos de derechos y libertad. Pero la verdad es que los derechos suyos terminan donde empiezan los del otro. Una cosa es querer practicar tus rituales extraños, pero lo puedes hacer fácilmente en la intimidad de tu casa o en sitios privados, y no llevarlos a espacios públicos donde irrespetan a quienes no estamos de acuerdo y además exponen a los niños a esa ideologización. ¿O es que ya nadie piensa en los niños?

Y que conste que yo no tengo nada en contra de esa gente. De hecho, tengo muy buenos amigos católicos. Pero cada Semana Santa es lo mismo.



Publicado originalmente en: «Se me ha ocurrido» / Substack

Please complete the required fields.
Por favor indícanos por qué deseas reportar este contenido




LEE TAMBIÉN:  "Baja de peso comiendo chocolate" o cómo las noticias falsas se propagan en la red

Publicaciones Similares