La Paranoia Extremista

El miércoles 16 de septiembre, Ahmed Mohamed, un estudiante musulmán de 14 años, fue arrestado luego de que autoridades escolares confundieran con una «bomba» un reloj casero realizado por él y que llevó consigo ese día a clases para mostrárselo a su profesor de ingeniería, con la ilusión de impresionarlo. Este profesor al ver el reloj le pidió a Ahmed que no le mostrara a nadie más el artefacto en cuestión. El profesor estaba consciente de la paranoia extremista y sus posibles consecuencias.

CPAFMKrUkAABI2a

Por cosas del destino, el reloj sonó un par de veces durante su clase de inglés y su profesora le pidió que silenciara eso que provenía desde su morral y pues al ver el reloj solo pudo afirmar que a ella eso le parecía una bomba y fue de inmediato a notificarle al director del colegio.

En pro de la seguridad nacional se justifican los excesos y la paranoia con la que definen y marcan a todos los musulmanes como «posibles terroristas». El personal del colegio tomó la decisión de involucrar a la policía, sin siquiera verificar realmente si el aparato era una bomba, cuando incluso pudieron ellos mismos interrogarle en la oficina del director y aclarar la confusión creada por la reacción de una de las profesoras quien reportó el «reloj» como una «bomba» creando ella misma la alarma y no Ahmed. ¿Si realmente sospechaba que era una bomba por qué no desalojaron a los estudiantes y esperaron a que las autoridades competentes manipularan el artefacto?.

A los pocos minutos, el director junto a un oficial de policía sacan a Ahmed del salón de clases y toman sus pertenencias. Se lo llevan arrestado, esposado como un criminal, para interrogarlo, asumiendo que en efecto el «reloj» es una bomba.

¿Inocente hasta que se muestre lo contrario?

Según el informe de la policía 3 profesores de la institución dieron declaraciones afirmando que Ahmed había fabricado una bomba. ¿Dónde estaba su profesor de ingeniería para defenderle de las falsas acusaciones en todo esto?

Finalmente Ahmed está libre y no se presentaron cargos pero fue suspendido por 3 días en el colegio, como si hubiese hecho algo malo de lo que debiera avergonzarse, cuando en realidad lo que merece es las disculpas del director y los profesores que le hicieron pasar por todo este mal rato.

En 3 días regresará a su escuela ¿Cómo podrá confiar en sus profesores luego que estos mismos lo acusaron injustamente? ¿Será ahora víctima del bullying por parte de compañeros de clases?.

El mundo le hace saber que no está solo: #IStandWithAhmed

Este caso se ha dado a conocer en todos los medios posibles, gracias a esto.

En Twitter se creo el hashtag #IStandWithAhmed y a través de este ha recibido apoyo de gente de todas partes e incluso ha recibido ofertas para una pasantía en Twitter, así como invitaciones para reunirse con astronautas, CEO de otras empresas e incluso para visitar la Casa Blanca y reunirse con el Presidente Obama.

Consecuencias de los prejuicios raciales

En dónde queda aquello de «inocente hasta que se muestre lo contrario, más aún en un caso donde no se cometió delito alguno y todo se basó en presunciones paranoicas.

Lamentablemente estas actitudes paranoicas basadas en prejuicios sociales en pro de la seguridad de una nación podrían traer peores consecuencias.

Ahmed Mohamed, sin hacer nada malo, ha tenido la fortuna de que su caso haya sido expuesto en todos los medios y por ello ha recibido un gran apoyo que condena la injusticia a la que fue sometido. Sin embargo, así como él fue tratado como criminal y terrorista, por su perfil racial, deben haber muchos casos que no recibieron la atención de los medios y por ende, no recibieron apoyo o disculpas, invitaciones, nadie les hizo saber que estuvo mal y allí va la paranoia extremista sembrando semillas que podrían germinar más odio y presas fáciles de extremistas que contribuyan a crear más terror.

Imagen: @anildash