Las redes sociales casi siempre llevan consigo una cadena de coincidencias, algunas buenas y otras no tanto. Esta semana he vivido ejemplos para los dos casos. La no tan buena, que termina como siempre trayendo un aprendizaje importante, viene de redes...