Salvemos el periodismo

«El mejor oficio del mundo», diría el Gabo, «El periodismo como arena movediza» diría Vargas Llosa o, «La bandera de la libertad», apuntaría un grafiti; lo cierto es que el Periodismo es maravilloso y debemos de salvarlo lo antes posible. Un país debe estar informado, de eso no hay duda, debe saber que ocurre, debe poder conocer quienes serán sus gobernantes: de donde vienen, qué hacen, qué proponen y qué estarán dispuestos a hacer, pero todo esto no es posible sin la intervención profesional del verdadero periodismo, ese que te mantiene alerta y que tanto debemos preservar con fervor para que no sea aniquilado por los amos del poder que en días como los de hoy están buscando como encerrarlo tras las rejas de una cárcel por desnudar la mentira que finalmente ya se les hace imposible sostener.

Lapíz

Los ciudadanos tienen derecho a expresarse libremente, tienen derecho a decir lo que quieran siempre y cuando lo hagan con respeto por el otro; pero tienen el derecho universal de la liberta de expresión. Es alarmante leer informes de organizaciones como la SIP, HRW, RSF, IPYS o Amnistía Internacional, donde se denuncia la persecución constante que vive el periodismo diariamente en todas partes del mundo, desde Pakistán hasta Nueva Guinea. Cada informe detallado de asesinatos, secuestro, amenazas, censura y autocensura (que de por sí es promovida por un ente en específico) para los pelos porque nos da muestra y fe de que los tiempos en los que vive el periodismo son dificultosos para el libre ejercicio, pero también nos debe motivar, ya que sólo un verdadero periodista, amante de la tinta, de la información, de las noticias, del acontecer diario, de la libertad, es capaz de soportar y a la misma vez luchar contra esto.

En la página web de Reporteros Sin Fronteras (RSF)  logramos leer cada minuto la actualización desde distintos lugares, como el susurro del periodismo esta intentado ser aplastado. 24 son los periodistas que hasta este momento del año, tiene archivado dicha organización, como «asesinados»,  158 son los periodistas «encarcelados», 13 colaboradores «encarcelados» y 176 internautas igualmente presos por simplemente dar a conocer al mundo una opinión. Sólo unas palabras han sido necesarias para que se encuentren tras las rejas; de manera que, esto es un aviso humano y de un estudiante que ama al periodismo porque lo estudia y lo vive, un aviso para la comunidad internacional para que se unan en la campaña de resguardo del Periodismo y así poder, entonces, resguardar nuestra libertad de expresión a poder decir lo que creemos y pensamos. Es sumamente importante que salvemos al Periodismo de las garras de los poderosos, de esos gobiernos que quien hacer callarnos por decir lo que ellos no quieren escuchar, salvemos al Periodismo de los que no quieren que tú te enteres de sus fechorías, salvemos el ojo del Periodismo porque así, estaremos salvando los dos que tenemos.

La libertad de expresión va más allá de un intento necesario de querer decir una cosa, la libertad de expresión es un sentimiento que nadie puede reprimir porque simplemente no lo comparte. Estoy seguro que juntos en una sola voz podemos salvar al periodismo de todos aquellos que le hacen mal, salvemos al Periodismo de la ignorancia que quieren imponer por miedo a la verdad y en ese justo momento, nos estaremos salvando como sociedad.

Finalmente quisiera pedir la liberación del bloguero saudí Raif Badawi, el cual se encuentra condenado a 1.000 latigazos y una condena ilógica de cárcel por únicamente expresar una opinión personal. El régimen saudí debe liberarlo lo antes posible. Igualmente expresar mi admiración por todos los periodistas que hoy en Venezuela están luchando por la libertad de ellos y de todos, muchas gracias por ser un ejemplo a seguir.

«El periodismo es libre o es una farsa» -Rodolfo Walsh.

Por: Carlos Guerrero – @SrVenezolano.

Etiquetas: