Carta al saqueador

saquean-camion-atun-5-755x380

Cada día se reproducen las imágenes alrededor del mundo donde usted y sus compañeros aparecen robando en cualquier camión, no importa si tiene leche, carne, cauchos o cervezas, lo que sea ahí están ustedes, arrasando con lo que haya. A simple vista pareciera que disfrutan haciéndolo, así el conductor esté herido o si está la policía, que muy posiblemente también participa en el bochornoso evento.

El motivo de la misiva no es aplaudir su capacidad de agarrar 4 pollos en tiempo récord, ni manifestar orgullo al verle salir corriendo con 2 cajas de cerveza como si fuera el correcaminos de las tiras cómicas, una tarea que resulta imposible ya que lamentablemente lo que dejan esas imágenes es un sabor desagradable en una gran parte de los ciudadanos que ven con dolor como roban una mercancía justificando el delito por presunta necesidad.

Con su acción se profundiza una crisis social sin precedentes que dejan dos terribles escenarios en la colectividad, el primero, imaginar que los saqueos, bachaqueros, golpes en las colas, entre otras aristas del terror se conviertan en elementos cotidianos en Venezuela, que, sumados a la inseguridad, corrupción e inflación hagan imposible o más tortuosa la supervivencia de quienes quieren o tienen quedarse en la nación.

El segundo, no menos importante, es el futuro de las nuevas generaciones, especialmente las que se forman en su hogar señor saqueador (ra) , niños que ven su comportamiento como normal o lo que es peor, participen en el delito, el día de mañana llegarán a casa con un objeto ya sea un reloj, un carro, una cadena y ¿cual será su respuesta?, sin importar el futuro de ese menor.

Robar para combatir la necesidad es el peor escenario en nuestros tiempos, más allá de la  capacidad intelectual debería de existir un poco conciencia para asumir que su delito provoca un daño a las empresas, vidas humanas  y quiebran aún más la idiosincrasia del ciudadano que aspira con sacrificio y trabajo salir adelante.

 Reflexionar o empeorar usted decide pero no olvide que saquear es robar.

Foto: @SweetSourCcs