El oficio de los rebeldes

Periodismo 2

Suele parecer muy común como profesión, lo suelen calificar de distintas maneras para denigrarlo, pero nunca lo constituyen como es: El oficio de los rebeldes. El periodismo es más que una carrera universitaria o un trabajo tras el escritorio de una sala de redacción o frente a las cámaras de los noticieros, sin quitarle importancia a esto, el periodismo es un modo de vida para todo aquel que lo sienta en sus venas y que todas las mañanas sienta el orgullo de ser un rebelde día tras día, porque en el mundo en que hoy sobrevivimos, ser periodista es ser un rebelde con muchas causas y es que ser perseguido, golpeado, atacado de cualquier forma y hasta asesinado por intentar llevar la verdad ante la sociedad, no merece otro nombre que no sea el de digna rebeldía humana y como diría el Gabo «El mejor oficio del mundo».

Cuando un joven decide aventurar su vida en el Periodismo es una decisión que se toma con mucha felicidad, porqué la felicidad es lo que te hace sentir bien cuando haces lo que amas y eso que amas se convierte en tu felicidad.

Lo digo por experiencia propia, cuando decidí estudiar periodismo lo hice con una decisión que sólo yo sentía propia; lo tomé como una razón de existencia y admiración por todos aquellos rebeldes que día tras día luchan en las calles, luchan en los campos de batallas con tanta vocación y rebeldía , y por supuesto, por todos aquellos héroes del oficio que han perdido la vida luchando porque el mundo conozca la verdad que los gobiernos intentan ocultar y por la cual las nuevas generaciones seguiremos batallando.

El oficio de los rebeldes se ha convertido en el mundo entero como el trabajo por la búsqueda de la verdad, es hoy el periodismo, la profesión en la cual se corre grandes riesgos y en los que hay que saber superarlos para poder entonces, dar la batalla por la supervivencia de la verdad.

Me llena de mucha tristeza ver como periodistas son censurados por los medios de comunicación que no tienen moral de callar a uno, por la razón de sus intereses políticos y económicos en un país determinado. En Venezuela, mi país, los periodistas sufren constantemente ofensas, despidos, arrestos y hasta agresiones por salir a la calle con la mayor dignidad a buscar la verdad, cuya verdad, esta escaseando de nuestra sociedad como muchas tantas cosas.

Como periodista en formación, y como ciudadano, soy de los que estoy dispuesto a luchar desde cualquier trinchera por resguardar al periodismo de las crueles telarañas gubernamentales que en mi país intenta callar las voces que piden a gritos mayor democracia y libertad; creo que todo el país, todos aquellos que de verdad aman al periodismo y hasta los que no, debemos expresar nuestra protesta, porque si salvamos al periodismo estaremos salvando la libertad de expresión que tenemos, por orden constitucional, defender a capa y espada.

El mundo necesita más ciudadanos como periodistas y estoy convencido que tarde o temprano estaremos haciendo del periodismo una lucha humana por la verdad. El oficio de los rebeldes no es únicamente de los periodistas, es de todo individuo.

Etiquetas: