Mi plan de 21 días (+ 21 días)

Las redes sociales casi siempre llevan consigo una cadena de coincidencias, algunas buenas y otras no tanto. Esta semana he vivido ejemplos para los dos casos.

La no tan buena, que termina como siempre trayendo un aprendizaje importante, viene de redes de amigos, cuyo capítulo cerró de la mejor manera posible. El aprendizaje es que la confianza es un derecho que se gana y no es deber regalarlo (punto).

La buena, viene de redes virtuales. Así, Twitter y Facebook se confabulan de nuevo y sirven de plaza para que gente común siga haciendo cosas extraordinarias. Hace aproximadamente un mes, a través de @sallesino conocí a @IS_A_MIRACLE, una start up de milagros. Al principio no entendía de qué iba y la intriga sirvió para que un día sí y uno no, curioseara su TL a la espera del primer milagro.

El 2 de diciembre, por fin estaba al aire la página y comencé a recorrerla, ver los videos que tienen y los milagros que puedes comenzar a hacer. Recorriéndola conocí a Humanity, otra experiencia de @nickonogues, el mismo activista creativo que lidera Is A Miracle.

“Humanity es un programa intensivo de 21 días de bondad. Dura 21 días porque ése el tiempo necesario para que cualquiera de nosotros adquiramos un nuevo hábito. Es intensivo porque hay 21 actos de bondad de diversos grados de dificultad. Todo un reto”

Decidida a comenzar mis 21 días de bondad, le comento a un amigo y me dice, “tienes que hacer primero el 21 días libre de quejas” y creo que tiene razón. Así como en la moda fitness, no es recomendable meterse un intensivo de cardio, pretender levantar 50K el primer día o bajar los kilos de más con dietas matadoras, con el alma imagino que pasa igual. Porque como todos los que han hecho dietas milagrosas saben, el efecto rebote es peor.

El ejercicio de hacer más que decir, pasa primero por comenzar a reconocer que si bien es cierto que hay cosas que son necesarias cambiar en nuestras vidas, en la calle, en el país, en el mundo… también es cierto que nos acostumbramos a criticar, a quejarnos y lo más importante, nos acostumbramos a que ante todo, hay que dudar que eso que hoy nos da una razón para quejarnos tenga algo positivo.

No hay muchas reglas, en realidad tampoco investigue mucho sobre el asunto de “21 días libre de quejas”, así que les comparto las quejas que yo cree para mí:

  1. La cuestión no es que no se puede pensar en lo que sea que produzca la queja, lo que no se puede hacer es exteriorizarla (por cualquier vía)
  2. Si se exterioriza la queja, el contador de días comienza en cero.
  3. Al pensar en lo que produce la queja hay dos opciones:

a. No decir nada, lo cual es bueno porque te invita a pensar antes de hablar
b. Convertirla en algo positivo.

Los 21 días de quejas son solo el calentamiento para lo verdaderamente importante, los 21 días de bondad que comenzaré luego.

Ahora, les comento día a día cada uno de los retos originales del programa, es probable que en mi caso cambie algunos, pero intentaré hacerlos todos.

Día 1: Tengo 21 días para ayudarle a encontrar trabajo a alguien
Día 2: Hoy compraré un ramo de flores para dárselo al que le vea la cara marchita
Día 3: Hoy no me voy a dormir hasta que al menos me sonrían 20 personas
Día 4: Hoy voy a donar un día de mi salario
Día 5: Hoy sacaré de mi armario lo que no necesito para dárselo a quien le haga falta
Día 6: Hoy voy a cocinar para alguien que no sea yo
Día 7: Hoy voy a plantar un árbol
Día 8: Los peluches son las nuevas mascotas. Hoy toca regalarle uno a alguien
Día 9: Hoy voy a darle la razón a alguien a quien jamás se la daría
Día 10: Hoy me toca inventar algo y regalárselo al mundo
Día 11: Hoy le voy a donar un día de mi vida a una obra social
Día 12: Hoy le ayudaré a solucionar un problema a alguien
Día 13: Hoy me toca aprender algo nuevo
Día 14: Hoy invitaré a cenar a un desconocido
Día 15: Hoy voy a promover una buena causa
Día 16: Hoy voy a dar el doble de propina
Día 17: Hoy toca reconciliarme con alguien
Día 18: Comodín: Elige tu acto a realizar o intenta de nuevo alguno de los actos anteriores que no te salió o no pudiste
Día 19: Hoy me haré un favor: Voy a eliminar de Facebook (y Twitter) a toda la gente que ni fu ni fa
Día 20: Hoy me toca enseñar algo a alguien
Día 21: Hoy iré a donar sangre

¿Difícil?, algunas cosas sí. Así que si quieres ayudarme a elegir las causas para los días 4, 7 y 11, si se te ocurre que pueda ayudarte a solucionar un problema o quizá que yo pueda enseñarte algo para el día 20. Recuerda que tengo 21 días libre de quejas para preparar mi programa de 21 días de bondad.

Etiquetas:,

Un comentario