Nacer en Caracas. Criarme en Caracas. Salir de Caracas. Regresar a Caracas. Así ha sido mi vida. He tenido la fortuna de ver más allá del Ávila, de vivir en lugares de playa, en lugares de clima frío, pero siempre, por una u otra razón regreso a Caracas.

Es que aquí están mis afectos. Aquí está la montaña que amo. Aquí está mi familia, aquí crecieron los sueños que nunca se realizaron.

A mí no me importa tanto la Caracas con colas de carros interminables, no me importa que en el metro ya no pueden entrar 100 más porque no cabemos (como aquella canción).  A mí me importa verla sucia, verla descuidada, verla ajena, verla insegura, verla tan diferente que ya no la reconozco.

Caracas

Caracas – Cortesía http://noticias.venezuelapana.com

Pero bueno, es que no es Caracas, son los habitantes. Es verdad, pero generalizamos, porque es más fácil decir que Caracas es así a nombrar a todos y cada uno de los causantes de que esté en este estado.

Desde el que esta mañana botó el papelito en el metro, el que escupió por la ventana del carrito, el que vende café en la esquina de mi edificio y echa los vasitos plásticos en nuestro jardín, el que sube al Ávila y deja botada la botella de agua. Ellos, todos ellos y muchos más la han puesto sucia.

Desde el que piensa que es más fácil robar que trabajar duro para tener un teléfono, el que no le importa la vida de los demás, el que empuja en el metro sin importar si es una mujer embarazada o un viejito. Ellos, todos ellos y muchos más la han hecho insegura.

Es que parece que nadie te quiere, Caracas. A menos que querer sea para ellos ensuciar, golpear, manchar de sangre y miedo cada esquina de tu ciudad.

Y con tan buen clima que tienes.

Y con tan buen Ávila que tienes.

Y con tan  buena gente que aun te queda.

Y con un montón que quisiera regresar cuando cambies.

Te juro, de verdad, que yo te quiero querer.

Es una relación difícil. Uno se va un ratico y ya extraña algo de ti. ¿Somos masoquistas? ¿O te queremos más de lo que decimos? Lástima que no te quieran todos.

Te juro Caracas, te quiero querer.

 

Foto encabezado: josemazcona